jueves, 3 de mayo de 2012

Autopromoción

Cuando tienes un blog con cierta visibilidad, como el que tengo en el periódico en el que trabajo, Redes y cacharros, debes aguantar una buena dosis de spam, comentarios fuera de tono y que entre en contacto contigo gente a veces interesante y otras no tanto. Anoche comenzó a seguirme en Twitter un tal @Davidgades, que justo después me envió estas dos menciones:

De entrada, se me ocurrieron un par de maldades, como que en lugar de decirme qué tengo que buscar en Google podría haberme puesto sin más el enlace a la aplicación, o que ser un gaditano en paro, teniendo en cuenta la última EPA, no tiene mérito ninguno. Obviamente, no le dije nada de eso. Me limité a darle las gracias por la recomendación.

Lo que sí hice fue cotillear un poco en su cuenta de Twitter. Tampoco fue una investigación muy dura: tiene cuenta desde hace sólo unos meses, sigue a 16 y le siguen 2. Y ha publicado (son cifras hasta anoche) 29 tuits. Entre esas 16 cuentas a las que sigue hay un par de sitios de descuentos, ofertas y cupones, varias cuentas de secciones y publicaciones sobre tecnología, una servidora y... Kiko Hernández, uno de esos que gritan tanto en Telecinco. El tipo en cuestión ha sido el destinatario de 11 de los 29 tuits que ha publicado, la mayoría de ellos relacionados con implantes de silicona para el pecho y Encarna Sánchez. Otros 10 de esos 29 tuits son para promocionar su app (sin contar los que me envió a mí). En realidad es el mismo tuit una y otra vez.

Sólo cambia el destinatario (ZoomNet, TVE, El País Tecnología, El Mundo Tecnología, La Sexta, Telecinco...), aunque parece que hasta ahora nadie le ha hecho demasiado caso. Luego le echaré un vistazo a la aplicación, a ver si puedo sacar algo de ahí.

Actualización: Al parecer el protagonista de esta historia leyó este post. Obviamente, no le gustó demasiado, porque me dejó este tuit y luego le puso un candado a su cuenta:

2 comentarios:

  1. Puede que el chico diga la verdad (puede que no), pero enviar un mensaje tipo a todo el mundo por twitter es como hacerlo por email con copia en "Para", no queda muy bien. Si encima vinculas la imagen de tu producto a una cuenta de twitter donde hablas de tetas de silicona... como mínimo es una estrategia comunicativa nefasta.

    ResponderEliminar
  2. Yo tampoco sé si lo que dice es o no verdad, pero desde luego las formas no son las mejores (aunque por desgracia no es lo peor que me he encontrado; al menos éste era amable). Y, como dices, si vas a promocionar un producto con una cuenta de Twitter, hay que tener cuidado con lo que haces con esa cuenta. Gracias por pasar por aquí ;)

    ResponderEliminar